Jesucristo Sacramentado

Virgen Santa Maria de Guadalupe

¡Adorado sea el Santísimo Sacramento!    ¡Ave María Purísima!

Adoración Nocturna Mexicana

Parroquia Santa Isabel de Hungría

Hermosillo, Sonora, México, domingo 24 de septiembre de 2017
 
Suscríbete aquí y recibe gratis nuestro boletín Peticiones de oración: oramos por ti y tus intenciones por un mes ante el Santísimo Sacramento
 

La Parábola de Los Trabajadores de la Viña

Lo importante es llegar al cielo... ¡Alegrémonos porque el Señor nos ha llamado!

 

LOS TABAJADORES EN LA VIÑA

Evangelio según Mateo 20, 1-16

1 Aprendan algo del Reino de los Cielos. Un propietario salió de madrugada a contratar trabajadores para su viña.

2 Se puso de acuerdo con ellos para pagarles una moneda de plata al día, y los envió a su viña.

3 Salió de nuevo hacia las nueve de la mañana, y al ver en la plaza a otros que estaban desocupados,

4 les dijo: «Vayan ustedes también a mi viña y les pagaré lo que sea justo.» Y fueron a trabajar.

5 Salió otra vez al mediodía, y luego a las tres de la tarde, e hizo lo mismo.

6 Ya era la última hora del día, la undécima, cuando salió otra vez y vio a otros que estaban allí parados. Les preguntó: «¿Por qué se han quedado todo el día sin hacer nada?»

7 Contestaron ellos: «Porque nadie nos ha contratado.» Y les dijo: «Vayan también ustedes a trabajar en mi viña.»

8 Al anochecer, dijo el dueño de la viña a su mayordomo: «Llama a los trabajadores y págales su jornal, empezando por los últimos y terminando por los primeros.»

9 Vinieron los que habían ido a trabajar a última hora, y cada uno recibió un denario (una moneda de plata).

10 Cuando llegó el turno a los primeros, pensaron que iban a recibir más, pero también recibieron cada uno un denario.

11 Por eso, mientras se les pagaba, protestaban contra el propietario.

12 Decían: «Estos últimos apenas trabajaron una hora, y los consideras igual que a nosotros, que hemos aguantado el día entero y soportado lo más pesado del calor.»

13 El dueño contestó a uno de ellos: «Amigo, yo no he sido injusto contigo. ¿No acordamos en un denario al día?

14 Toma lo que te corresponde y márchate. Yo quiero dar al último lo mismo que a ti.

15 ¿No tengo derecho a llevar mis cosas de la manera que quiero? ¿O será porque soy generoso y tú envidioso?»

16 Así sucederá: los últimos serán primeros, y los primeros serán últimos.»

Índice de Parábolas  Índice de Temas  Ir a la Portada

 
Enlaces Bienhechores
Anuncios Patrocinados ¿Qué es esto?



Desde 1-marzo-2009 

    Añádela a tus Favoritos
 
 
Suscríbete aquí y recibe gratis nuestro boletín Peticiones de oración: oramos por ti y tus intenciones por un mes ante el Santísimo Sacramento