Jesucristo Sacramentado

Virgen Santa Maria de Guadalupe

¡Adorado sea el Santísimo Sacramento!    ¡Ave María Purísima!

Adoración Nocturna Mexicana

Parroquia Santa Isabel de Hungría

Hermosillo, Sonora, México, viernes 21 de julio de 2017
 
Suscríbete aquí y recibe gratis nuestro boletín Peticiones de oración: oramos por ti y tus intenciones por un mes ante el Santísimo Sacramento
 

¡Feliz Navidad y Año Nuevo!

Querida hermana, querido hermano:

Durante esta época del año, estamos siendo bombardeados por la publicidad para comprar todo tipo de cosas. Posiblemente estás invitado a muchas fiestas caracterizadas por los excesos.

Quizás nos tenga preocupados y ocupados el que algunos esperen de nosotros obsequios, - más que afecto - sobre todo los pequeños, que víctimas de su propia inocencia y de la ambición egoísta de grandes comercios que se anuncian en TV, nos exigen, a veces sin palabras.

O, también, quizás nosotros mismos nos exigimos exageradamente, contra toda razón valedera, queriendo disfrutar o cumplir con todo mundo, restando, pienso que sin querer, importancia al verdadero sentido de la Navidad y el fin del año.

Este tiempo de Adviento, Navidad y fin de año, convirtámoslo en un tiempo especial de reflexión. Recuperemos el verdadero sentido de esta época:

Recordar el pasado, quiero decir, celebrar y contemplar el nacimiento de Jesús en Belén. Dios vino en la carne, con humildad y pobreza; vino como nosotros, ser humano entre los seres humanos.

Agradecer: “¡Donde quiera que mire, con los ojos del corazón, - escribió San Juan de Kronstadt - dentro o fuera de mí, en todo veo una causa poderosa para agradecer y glorificar al Señor!”. Una vez escuché a alguien decir sinceramente: “¡Oh Dios, gracias por mi cáncer!”. Y tiene razón porque, pensándolo bien, todo es un don del Señor, para nuestra santificación y salvación.

Vivir el presente de nuestra vida, cada día, teniendo como modelo a Jesús, nuestro Señor, y como abogada a Santa María, nuestra Madre; siempre vigilantes, transitando por el camino de la oración, la verdad, la justicia y el amor para con Dios y nuestros semejantes, aumentando nuestra fe y acompañándola con obras, perseverando a pesar de todo, como nos dice Cristo: “... el que persevere hasta el fin, ése se salvará” (Mateo 10,22).

Preparar el futuro, aportando nuestro granito de arena al Plan Divino, viviendo como hijos fieles del “Padre nuestro que estás en el cielo...” Viviendo como hermanos buenos de los demás; perfeccionándonos en nuestra naturaleza racional, quiero decir, en el espíritu, y en nuestra adoración, para lograr de manera continua y creciente, el gozo de la convivencia con Él.

Aprovechemos este tiempo para pensar qué tan buenos adoradores hemos sido y qué vamos a hacer para ser mejores. Hagamos un “alto” para reflexionar acerca de nuestra vida espiritual y nuestra relación con Dios. Hagamos un plan para mejorar, perfeccionarnos, ir creciendo en las virtudes y en el amor.

Que Dios te bendiga. De todo corazón, a ti y a tus seres queridos les deseamos lo mejor en esta Navidad, Año Nuevo y siempre.

Con Cristo y María, ¡Paz y Alegría!

www.adorasi.com

 
Enlaces Bienhechores
Anuncios Patrocinados ¿Qué es esto?



Desde 1-marzo-2009 

    Añádela a tus Favoritos
 
 
Suscríbete aquí y recibe gratis nuestro boletín Peticiones de oración: oramos por ti y tus intenciones por un mes ante el Santísimo Sacramento